Como juegan el juego los ricos

El conocimiento del poder de la estructura legal de las corporaciones, es lo que realmente da a los ricos una amplia ventaja sobre los pobres y la clase media.

Los ricos siempre encontraban alguna astucia para vencer a los pobres. Así es como, eventualmente, los impuestos fueron gravados sobre la clase media. Los ricos vencieron a los intelectuales, solamente porque ellos entendieron el poder del dinero, tema que no se enseñaba en los colegios.

¿Y cómo vencieron los ricos a los intelectuales? Una vez que los tributos surgidos del reclamo «Tomemos el dinero de los ricos» fueron aprobados, el dinero en efectivo comenzó a fluir a las arcas del gobierno. Inicialmente, la gente estaba feliz. El dinero estaba siendo entregado a los empleados gubernamentales y a los ricos.

Llegaba a los empleados del gobierno en la forma de puestos de trabajo y pensiones. Y a los ricos, mediante contratos con el gobierno que beneficiaban a sus fábricas. El gobierno se convirtió en un gran pool de dinero, pero el problema pasó a ser el manejo fiscal de ese dinero. No existía realmente una recirculación.

En otras palabras, la política del gobierno para los burócratas gubernamentales, era evitar que tuvieran dinero sobrante. Si no lograban gastar el monto de fondos asignado a su área, se arriesgaban a perderle en el próximo presupuesto. Ciertamente, no recibirían reconocimiento por ser eficientes.

Las personas de negocios, en cambio, son recompensadas por lograr sobrante de dinero, y son reconocidas por su eficiencia.
A medida que el ciclo de gastos gubernamentales continuaba en aumento, la demanda de dinero se acrecentaba, y entonces, la idea de «graven impuestos sobre los ricos», comenzó a ser ajustada con la intención de incluir niveles menores de ingresos, bajando hasta alcanzar a las propias personas que la habían votado, es decir, los pobres y la clase media.

Los verdaderos capitalistas usaron su conocimiento financiero para, simplemente, encontrar alguna manera de escapar. Ellos volvieron a apuntar a la protección de las corporaciones. Una corporación, protege a los ricos. Pero lo que muchas personas que nunca formaron una corporación no saben, es que una corporación no es realmente algo tangible.

La riqueza de los ricos estaba nuevamente protegida. Una vez más, la utilización de corporaciones se hizo popular -una vez que las leyes de ganancia permanente fueron promulgadas- porque la tasa del impuesto a las ganancias de una corporación era menor que la tasa del impuesto a las ganancias de un individuo.
Esta guerra entre los que tienen y los que no, ha tenido lugar por cientos de años. Es la horda «Quitémosle a los ricos» versus los ricos. La batalla es librada dónde y cuándo se dicten leyes. Y perdurará para siempre. El problema es que, la gente que pierde, es la que está desinformada. Los que se levantan cada día y diligentemente van a trabajar y pagan impuestos. Si tan sólo entendieran la forma en que los ricos juegan el juego, ellos también podrían jugarlo. Y entonces, se encaminarían a su propia independencia financiera.

Esta es la razón por la cual me siento molesto cuando escucho a algún padre aconsejando a sus hijos que vayan al colegio, para así poder encontrar un empleo estable y seguro. Un empleado en un puesto estable y seguro, pero sin formación financiera, no tiene salida.

En la actualidad, el estadounidense promedio trabaja para el gobierno entre cinco y seis meses, hasta que gana lo suficiente como para cubrir sus impuestos. En mi opinión, ese período es demasiado largo. Cuanto más duro trabaje usted, más deberá pagarle al gobierno.

Los pobres y la clase media no cuentan con los mismos recursos. Ellos permanecen sentados y dejan que las agujas del gobierno penetren en sus brazos permitiendo que comience la donación de sangre. Actualmente, estoy siendo sorprendido permanentemente por el número de personas que pagan más impuestos, o aprovechan menos deducciones, tan sólo porque están temerosos del gobierno. Y de verdad sé cuánto de intimidatorio y atemorizante puede resultar un agente de los organismos recaudadores estatales. Simplemente, se participa del juego en una forma más inteligente, a través de las corporaciones -el mayor secreto de los ricos.

La primera lección acerca de tener el dinero trabajando para mí, en oposición a trabajar por el dinero, se trata totalmente del poder. Si usted trabaja por el dinero, le cede ese poder a su empleador. Si su dinero trabaja para usted, usted mantiene y controla el poder.

Una vez que tenemos ese conocimiento del poder del dinero trabajando para nosotros, hay que ser astutos financieramente hablando, y no dejar que los rufianes nos presionen. Es necesario que usted conozca la ley, y la forma en que trabaja el sistema. Si usted ignora eso, resultará fácil apremiarlo. Si sabe bien de qué está hablando, tiene una chance de luchar. Para mí, su mejor lección, la cual he utilizado durante la mayor parte de mi vida, es: «sé inteligente, así no te verás tan manipulado». «Si sabes que estás en lo correcto, no tendrás miedo de luchar en contra ofensa.»

«¿Para quién trabajas? ¿A quién estás haciendo rico?»
Para mí, el hecho de enfocarme en mi propio negocio y desarrollar inversiones, me convirtió en un mejor empleado. Ahora unía un propósito. Llegaba temprano y trabajaba diligentemente, acumulando tanto dinero como fuera posible, así podría comenzar a invertir en bienes raíces. Esto era inspirador. Era tanto mi deseo de salir de la trampa de ser un empleado, que trabajaba más arduamente, y no menos. Deseaba desesperadamente salir de la carrera de ratas.

Publicado por empresaenpareja

Alcanza tus sueños en la mejor compañía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: