Porque insisten que estudiemos

Si el miedo a no tener suficiente dinero surge, en lugar de salir corriendo inmediatamente a conseguir un trabajo a fin de ganar unos pocos euros para mitigar el miedo, antes deberían hacerse a sí mismos esta pregunta: ¿Es este trabajo la mejor solución a largo plazo, para este miedo?' En mi opinión, la respuesta es no‘.

Especialmente si miran a lo largo de toda la vida de una persona, un empleo, realmente es una solución de corto plazo para un problema a largo plazo.»
«Siempre te dirán, `continúa estudiando, obtén buenas calificaciones, y así podrás encontrar un trabajo estable y seguro’.

La mayoría de las personas recomiendan eso, y para muchas de ellas, es una buena idea. Pero esa recomendación surge a partir del miedo.»

Dudan de que tú no puedas ser capaz de ganar dinero e insertarte en la sociedad. No hay que malinterpretarlo. Desean lo mejor para tí. Y creo que esos miedos están justificados. Una educación y un empleo son importantes. Pero no manejarán el miedo.

Verás, el miedo que los lleva a levantarse cada mañana para ganar algunos euros, es el mismo que lo hace ser un fanático para que tú continúes estudiando.»

«Yo quiero enseñarles a adquirir la maestría en el poder que tiene el dinero. A no temerle. Y eso no se enseña en los colegios. Si ustedes no lo aprenden, se convertirán en esclavos del dinero.»
Finalmente, todo cobraba sentido. Lo que se pretende es que expandan su visión.

“Verán, en última instancia, todos somos empleados. Sólo que trabajamos en distintos niveles». «Lo que yo quiero, es que tengan una chance de evitar esa trampa, causada por las emociones del miedo y la ansiedad. Úsenlas a su favor, y no en su contra.

No interesa aprender tan sólo a construir una pila de billetes. Eso no dominará el miedo o las ansias. Si en primer lugar ustedes no dominan estas dos emociones y se vuelven ricos, serán simplemente esclavos muy bien remunerados.»

«Las causas principales de la pobreza o de las luchas financieras, son el miedo y la ignorancia; no la economía, ni el gobierno, ni los ricos. Son el miedo y la ignorancia auto-infligidos, los que mantienen a la gente atrapada. Así que, chicos, ustedes vayan al colegio y logren un título universitario.

Las piezas del rompecabezas iban apareciendo. Mi padre instruido tenía una gran formación y una gran carrera. Pero jamás le habían enseñado cómo manejar sus miedos, o el dinero. Se hacía claro que yo podía aprender cosas bien diferentes de cada uno de los dos padres.

Publicado por empresaenpareja

Alcanza tus sueños en la mejor compañía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: