Reflexiones

Una más de las muchas que permita hacer más grande si cabe el 2.º libro «Si hablo es por Dinero«.

< Ojalá que no sea yo el culpable de ningún dolor, ¿a quién le gusta que le odien?, ¡si acaso que me envidien!, ¿quién desea dar quebraderos de cabeza?. Lo cierto es que, sin saber como, nos creamos los problemas, a nosotr@s mism@s, mientras esperamos que nos vaya bien, eso es lo único que nos puede quedar como recompensa, si alguien tiene la culpa de lo que pasa somos nosotros mismos como individuos, eso no implica el que no hallamos puesto lo suficiente de nuestra parte, cuando se implican dos o mas, se debe simplificar.

Creo que soy de esos tipos que NO le guste ser un pesado; ahora casi tod@s funcionamos así, a través del canal de Internet con mayor practicidad, logramos alcanzar nuestros sueños cuando demostramos una gran capacidad de insistir. En las situaciones que consideramos insostenibles, muchas veces recurrimos a coaccionar a otros. En la mayoría de los casos es entendible, lo que tengo claro que es una situación que no le estoy deseando a nadie, aunque sucede a menudo, no es nada que piye por sorpresa.

Tenerlo algo claro es sinónimo de tener que manifiesto en reiteradas ocasiones, lo veo un poco suicida tener esta clase de pensamientos, lo mejor que podemos hacer en estos casos es no sufrir por todo lo que ello implica, te invito a que escribas un comentario sobre tu opinión al respecto.

Al final va a resulta que debo entender que si hay personas que no me aportan lo suficiente para seguir con mi futuro directo, debo saber defender mi postura, lo cual no significa que tenga nada en contra ni del sistema, ni con las relaciones con quienes he tenido el placer o la desgracia de coincidir un poco más que con el resto. 

Se que la mayoría de las cosas que me pasan me las busco yó, no me siento culpable de elegir mi destino, solo diré que ese es el único motivo por el cual hay veces que me encuentro triste, como si la vida no tuviera una manera razonable y sencilla de vivirse, pero si la hay. Aparentemente se trata de dar mucho de nosotros mismos al principio, incluso estar dispuesto a entregarle tu vida a alguien para tener que seguir el camino, ese es el verdadero paradigma al que me conduce la soledad y el miedo a perder lo que se ganó por unanimidad absoluta.

Al fin y al cabo, casi nadie viene al mundo a entenderlo, buscar explicaciones, mas bien, estamos aquí estudiando el como aportar beneficio, el ser algo, no restar, muchas veces, queremos recibir sin esperas, cada uno aporta lo que puede, ¿no creen?, o tal vez no, ¡a saber!.

Nada de lo que se hace, se escribe, se habla es suficiente sin un reconocimiento que nos permita alcanzar el preciado destino del amor, porque nada es lo suficientemente hermoso como para que perdure firme en los corazones con la intensidad necesaria para saber que nos movemos en la dirección adecuada. Es lo que tiene el dejar de dar explicaciones a nuestra mente sobre lo que es o no correcto, si estamos haciendo las cosas por los demas o por nosotr@s mism@s >.

Extraño pero cierto

Publicado por empresaenpareja

Alcanza tus sueños en la mejor compañía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: