Arrendamiento

Si elegimos la opción de arrendar el local, hemos de tener en cuenta la Ley de Arrendamientos Urbanos. Esta opta por dejar libertad de pactos a las partes respecto a los elementos del contrato y en defecto de pactos habrá que acudir a lo establecido en ella.

Por tanto, si elegimos esta opción debemos de formalizar el correspondiente contrato de arrendamiento. En sus cláusulas se establecerán las condiciones pactadas tales como: La renta a pagar y su actualización, la periodicidad del pago, la fianza, las condiciones de uso del local, la autorización y condiciones para realizar obras y todas aquellas otras cláusulas que estimen pertinentes las partes.

Especial atención hay que poner en la redacción de la cláusula relativa a la renta, pues habrá que tener en cuenta que la misma puede estar sujeta al pago del IVA (IGIC en Canarias). Además también tendremos que tener en cuenta, en su caso, las retenciones correspondientes al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

El contrato de arrendamiento puede realizarse mediante documento privado, no siendo obligatorio realizarlo en escritura pública. No obstante si se hiciese en escritura pública hay que tener en cuenta que se ha de liquidar el correspondiente Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (I.T.P. y A.J.D) que podrá satisfacerse mediante la utilización de efectos timbrados, cuya cuantía se fija a partir de una escala en función del importe de la renta pactada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: