Reflexión del martes 28 de abril

Dadas las circunstancias y la realidad que se está viviendo en estos momentos y ante esta situación extraordinaria, es importante saber controlar nuestras emociones. Esto no siempre resultará fácil, pero “quien algo quiere, que algo le cueste”.

No siempre nos sentiremos bien ni tendremos las mismas ganas de hacer cosas. No todos los días serán los mismos por mucho que se intente llevar una rutina diaria y se intenten mantener unos horarios.

Habrá momentos alegres y otros que no lo serán tanto. Habrá momentos del día en el que nos sentiremos nervios@s o con “un dolor de cabeza como un burro” (como lo tengo yo mientras escribo esta reflexión).

Una de las formas que me ayuda a calmarme es la escritura. Encontrar ese espacio y ese momento en el que coger un lápiz y un papel y escribir como te sientes, lo que piensas o trasladar a esa hoja todo aquello que te pueda preocupar y que no sabes expresar oralmente.

La escritura es eso, es una manera de expresar y canalizar tus emociones. Muchas veces es mejor parar, escribir y seguir con lo que estabas haciendo. O al menos es lo que pienso.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: